Un “necesario” cambio de rol…

Siempre me pongo en lo peor. Creo que soy la persona más negativa del mundo. Y no puedo dejar de serlo.

Hasta me cuesta entender a la gente positiva, imagínate si encima tengo que meterme en su piel.

Bueno, pues fue exactamente eso lo que tuve que hacer durante una clase de educación artística. Bajo la técnica de 6 Sombreros para pensar de Edward De Bono

Seis sombreros para pensar

tuvimos que cambiar los roles que cada uno teníamos asumidos dentro del grupo de trabajo, estos roles eran fruto de nuestra forma de ser.

Como se explica en el vídeo la técnica trata de la existencia de 6 sombreros que equivalen a un rol:

  • Negro: Crítico
  • Rojo: Sentimental
  • Blanco: Objetivo
  • Amarillo: Positivismo
  • Verde: Creador de alternativas
  • Azul: Autoridad

Parece extraño, pero dentro de nuestro grupo de trabajo, cada uno teníamos un sombrero bien diferenciado del resto. ¿Qué  tuvimos que hacer? Quitarnos nuestros sombreros, el sombrero que llevamos cargando toda la vida, el sombrero que manifiesta nuestra forma de pensar y ponernos el que represente lo contrario, el que tiene una forma de pensar diametralmente opuesta a la que tienes tú.

En mi caso, durante esa clase, me tocó ser una persona positiva, me tocó ver el lado bueno de todo lo que estábamos planteando, me tocó no estallar e intentar sacar algo positivo de todas las cosas en las cuales vería críticas de haber llevado mi sombrero.

A mi parecer esta actividad merece una doble opinión: Por una lado, es muy útil desde un punto de vista empático. Nos permite ver las cosas con otros ojos. Con los ojos que las ven nuestros compañeros, por ejemplo. Pero, por otra parte, en mi caso, cuando tuve que ser una persona positiva y actuaba como tal, no lograba comprender del todo porqué mis compañeros que lo eran actuaban así. Es decir, fui positiva, pero no  porque sintiera serlo o porque de verdad viese el lado bueno si no porque fue el rol que me tocó desempeñar, como si de un teatro se tratase. Por lo tanto, nos ayuda a ser empáticos, pero no en su totalidad, nos ayuda a ver las demás opiniones desde otro punto de vista, pero no a sentirlas como tal.

Está bien la idea de que, a veces, dejemos de encerrarnos en nosotros mismos y veamos las cosas de otro modo. Pero hay que recordar que el hecho de ser positivo, negativo, objetivo, sentimental… es una parte de nuestra personalidad, es nuestra forma de ver el mundo, algo que nos define y que si cambiásemos dejaríamos de ser nosotros mismos.

 

Al menos los Rollings me entienden jijijiji

The Rolling Stones – Paint It, Black

(Paint It, Black. Canción de The Rolling Stones, 1966)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s